Mandalas decorativas – El Tatuaje

Mandalas Decorativas, el regreso del Tatuaje

Tatuajes: Mandalas Decorativas que cobran vigor como forma de expresión del ser…

A si mismo, en este caso los tipos de mandalas decorativas obedecen a un impulso estético, no necesariamente separado de una necesidad de bienestar, de salud, de serenidad, de optimismo.  Si decides pintar un mandala sobre la cabecera de tu cama, seguramente elegirás un universo sosegado y relajante y en colores pasteles que inviten a un sueño profundo, mandalas decorativos que, en este caso, llamarán a la paz y a la tranquilidad.

O puede ser que necesites un mandala inspirador que te estimule a trabajar en tu estudio o en tu oficina; busca entonces, formas dinámicas y colores vivos que te ayuden a lograr ese estado de lucidez y energía vivificante y creativa.  Un jardín interior con flores dispuestas de manera armónica, Mandalas para Colorear que te ayudarán a sacar lo mejor de ti y sentirte más relajado. 

Tal vez necesitas, adornar tu cuerpo y decides tatuarte una luna en el centro de la nuca. O una abeja libando en el lóbulo de tu oreja izquierda. Ve tú a saber de dónde viene esa tradición que gustaba tanto a los marineros de los siglos pasados, cuando piratas, filibusteros y corsarios se disputaban el dominio sobre los mares, mandalas decorativas que vienen siendo usados de tiempos atrás.

El Mandala de la Vida

El tema no está agotado, hablar de mandalas da para unas cuántas vidas. Nos gustaría concluir recordando que de todos los tipos de mandala el más importante es el que diseñamos cada día para nuestra vida. Desde el centro del corazón irradiando en todos los sentidos lo mejor de nosotros para todos los seres con quienes convivimos en esta esquina de la Vía Láctea y más allá.

Finalmente, los tipos de mandalas son esencialmente, un jardín de paz que cultivamos en el rincón más luminoso de nuestro ser.  Reproducir este jardín, por donde vayamos pasando, es la mejor manera de sentirnos vivos.